LA VERÓNICA

La compra de esta imagen esta reflejada en el Libro de Actas de la Cofradía del Santo Entierro en el folio 24, correspondiente a la Junta General del 22 de marzo de 1953, siendo Secretario General Emilio Cadenas, Alcalde Caballero saliente Jesús González  y Antonino Calzada Santiago, Alcalde Caballero entrante. En dicha acta también esta reflejada la administración y contaduría única para las dos hermandades. (Santa Vera Cruz y Santo Entierro).

La imagen se compró en la tienda de objetos religiosos Valentín Caderot de Madrid y se estrenó en las procesiones de Benavente en ese año portada por cuatro costaleros distribuidos en otros tantos banzos. 

Se trata de una imagen de vestir y el traje con el que procesionaba hasta el año 2001 fue donado por Soledad González Solita y perteneciente a su tía Mª Paz; dicho año estrenó traje regalo de la diseñadora benaventana Loly Cubo.

En la antigüedad este paso permanecía todo el año en Casa de Solita, junto al Cristo Yacente. Desde allí se trasladaba a la Iglesia de Santa María del Azogue para participar en la Semana Santa.

En la actualidad se recoge en la Ermita de la Soledad y el Martes Santo, en la Procesión de la Tinieblas, acompañado de la Virgen de las Angustias y el Cristo Yacente, desde la Plaza Mayor se dirige a la Iglesia de Santa María donde permanece hasta incorporarse a la Magna Procesión del Santo Entierro el Viernes Santo.

Desde el año 2000 las Camareras de esta imagen son Milagros Ucero Castro y su hermana Paula, que en años anteriores habían sido portadoras del paso. En este mismo año estrena andas, donadas por su Mayordomo José Martínez Lucio, y pasan a ser doce en vez de cuatro los costaleros que la procesionan. Es curiosa la circunstancia de que dichos costaleros son en su mayoría familiares o empleados del Mayordomo (Almacenes Imperio).

La Verónica no aparece en los evangelios entre las santas mujeres que acompañaron a Jesús en el Calvario. Pero la tradición cristiana da este nombre a la mujer que enjugó el sudor y la sangre del rostro de Jesús en el camino del Gólgota; el rostro quedó impreso en el paño. El recuerdo de este gesto representa la sexta estación del vía crucis. Diccionario de la Biblia. Espasa


Presentación del Cartel 2012 - Cuadro de Eva Blanco Ucero