UN PEBETERO PARA EL SILENCIO


La Opinión de Zamora - 29 de Marzo de 2009.

J.A.G. - La Cofradía del Silencio estrenará esta Semana Santa un pebetero de plata realizado en Madrid. Tallado con motivos florales, tiene unas dimensiones de 1,20 metros por cada lado y está coronado por un brasero de sesenta centímetros de diámetro. Sobre este se alzan cuatro capiteles con una cúpula.

El pebetero será bendecido el Lunes Santo, durante el primer Triduo al Cristo de la Salud, en la iglesia de la Virgen del Carmen, según informó ayer el presidente de la cofradía benaventana, Antonio Flórez. A la misa previa y al Triduo esta prevista en principio la asistencia del obispo de la Diócesis, Gregorio Martínez Sacristán.

En la ceremonia religiosa se impondrá la medalla de la cofradía a veintidós nuevos hermanos. La Cofradía del Silencio cuenta este año con cuatrocientos cofrades.

   

   
La Opinión de Zamora - 23 de Marzo de 2009.

El obispo zamorano bendice el nuevo pebetero de la Cofradía del Silencio

M. A. C. Los nuevos Hermanos del Santísimo Cristo de la Salud, cofradía del Silencio, participarán en el acto de bendición del nuevo pebetero a cargo del prelado de la diócesis de Zamora, Gregorio Sacristán, el próximo lunes seis de abril en la iglesia parroquial de la Virgen del Carmen de Renueva.
Estas son las pretensiones del presidente de la cofradía, Antonio Flórez López. El pebetero, un incensario grande, instalado sobre una base, ha sido realizado en los talleres madrileños Santa Rufina.
La Diputación provincial ha financiado la nueva creación que acompañará en la procesión del miércoles santo por la noche a las imágenes del Santísimo Cristo de la Salud y la de Nuestro Señor Flagelado.
El Cristo de la Salud es una talla del siglo XVI de autor anónimo y la del Flagelado fue realizada por el artista José Luis Coomonte.
Esta hermandad del Santísimo Cristo de la Salud, fundada en el uno de abril del año 1943 y a la que pertenecen en torno a 400 cofrades, tanto varones como mujeres después de la renovación de los estatutos el 10 de abril de 1990, organiza un triduo al Cristo de La Salud durante el lunes, martes y miércoles santos.
El primer día del triduo es cuando se imponen las medallas a los nuevos hermanos que en este año son una veintena, aseguró el presidente de la Hermandad del Silencio.
Esta cofradía, terminado el Tríduo, sale en procesión después de realizar el juramento por todos los hermanos en el altar mayor de la iglesia del Carmen.
La cofradía participa en todas las procesiones de la Semana Santa benaventana realzando los desfiles y arropando sus hermanos a distintos pasos durante los días de Pasión.
Los numerosos cofrades del Silencio visten para las solemnes ocasiones túnica blanca, caperuz de terciopelo rojo, hachón para el desfile procesional y vara para el resto.
La vara lleva la efigie de Jesús Flagelado y el hábito se completa con cordón rojo atado a la cintura, medalla, guantes blancos y calzado negro.