HEMEROTECA

18 de agosto de 2007


Benavente brilla en las Edades del Hombre
El crucifijo de marfil del monasterio benaventano de las Bernardas es la pieza más valorada artísticamente de las nueve obras de arte aportadas por la provincia de Zamora a las Edades del Hombre, que este año se celebran en Ponferrada. La comarca también ofrece algunas buenas obras.

Eva Ponte - Benavente

Dos templos como una sola sede de la exposición de las Edades del Hombre, cuyo principal objetivo es promover la cultura y el arte, acogen en la capital berciana de Ponferrada 131 piezas procedentes de catedrales, iglesias y museos de toda Castilla y León, y también alguna llegada de otros lugares, entre las que destaca por su valor artístico un crucifijo de marfil recogido del monasterio de las Bernardas de Benavente.
. . .

. . .
En este apartado se encuentra el
"Crucificado", una escultura del
Monasterio Cisterciense del Salvador, de las monjas bernardas de Benavente. "De las aportaciones de la Diócesis de Zamora es la más valorada artísticamente por los visitantes. Esta escultura no había salido de la clausura y es la primera vez que se expone", señalo Javier García, guía de la exposición. Su procedencia original es del Monasterio de Moreruela y pertenece a la escuela italiana del siglo XVII. "Es una pieza del arte de los marfiles, en la que el colmillo del elefante es soporte de la obra de arte.  En esta pieza se trata de un colmillo de dimensiones extraordinarias puesto que la talla del bulto del crucificado ha sido extraída de un sólo colmillo sin que apenas sea perceptible la curvatura habitual en este tipo de piezas. Los brazos se tallaban en piezas menores que se engarzaban después con unos espigos al tronco del crucificado", indicó el guía.
La obra presenta algún desperfecto, como la pérdida de dos dedos y muescas irregulares en el marfil. "Esta pieza sigue los modelos de éxito que circulan en Italia en el siglo XVII, en búsqueda de esa idealización de la anatomía. Incluso prescinde el autor de algunos detalles como el nudo del paño de pureza, que aquí se arremete en una tela cruzada", añadió.
. . . 

En nuestro apartado "Pinceladas de Historia" mostramos algún aspecto histórico-artístico de esta joya escultórica, así como su relación con nuestra Semana Santa.