HEMEROTECA

27 de abril de 2008


La ermita de La Soledad se dividirá en dos alturas para dotar de más superficie al museo de Semana Santa
El órgano de cofradías presenta el proyecto, que tendrá un coste de 600.000 euros, y el calendario de actuaciones a las cajas de ahorro y empresas de la ciudad



 

M. A. CASQUERO.
El Ayuntamiento de Benavente y el Obispado de Zamora ya tienen en su poder el proyecto de actuación remitido por la Junta Pro Semana Santa para convertir la ermita de La Soledad en el Museo de la Pasión con un presupuesto de 600.000 euros. Las obras a realizar en el edificio y accesos están presupuestadas en 400.000 euros y los 200.000 serán destinadas a la recreación museística, según adelantó ayer a este diario el presidente del órgano de cofradías, José Antonio Rodríguez.

Interior de la ermita de la Soledad, con varios pasos. El espacio se va a dividir en dos alturas
El calendario de actuación presentado y los estatutos de la futura fundación como encargada de la gestión del espacio museístico de la Semana Santa benaventana comprende actuaciones hasta llegar a los meses de febrero y marzo del próximo año donde se darán a conocer públicamente mediante una pequeña exposición en la propia ermita las intervenciones de obra antes de realizar la recreación museística proyectada. Para estas fechas previas a la Semana de Pasión del 2009, La Junta ya expondrá al público algunas de las imágenes que precisan de una mayor restauración.
Por lo pronto, en esta misma semana se presenta el dossier a las distintas cajas de ahorro que operan en la ciudad y a continuación a las empresas con el fin de solicitar su participación en el proyecto e invitarles a formar parte de la fundación. Una operación circunscrita, según sus mentores, a prolongarse durante todo el mes de mayo. En la semana pasada se presentó al Obispado de Zamora y unas fechas antes al Ayuntamiento benaventano que tiene consignados ya en los presupuestos generales una partida por importe de 30.000 euros para la Fundación.
Durante los próximos meses de junio y de julio, la directiva estima tener creada la fundación del museo. De modo paralelo se elabora el proyecto de obra a la par que desde mayo a noviembre se realizan las labores de escaneo del archivo para poder disponer de todos los documentos en soportes informáticos.
Otra de las actuaciones establecidas en el cronograma de trabajo comprende la restauración de algunas de las imágenes más necesarias de actuar, durante un periodo previsto que abarca desde el mes de septiembre de este año hasta marzo del 2009.
A la ermita de La Soledad se le procederán a practicar dos alturas con el fin de conseguir un mayor volumen para el espacio museístico. La parte alta se ejecuta mediante una estructura de madera, lográndose así una mayor cabida con lo que la recreación museística dispondría de 450 metros cuadrados, muchos más de los que ahora mismo cuenta el edificio. En las intervenciones de obra proyectadas y en las que participa el estudio de arquitectos madrileño (FAM) autor del monumento a las victimas del terrorismo en la estación madrileña de Atocha, en colaboración con la empresa leonesa "Arte Facto" para llevar a cabo la museización, se ha de actuar tanto en el interior como en el exterior.
Las intervenciones de obra presupuestadas en 400.000 euros afectan tanto al interior como al exterior incidiendo sobre manera en la actuación para eliminar las humedades de las paredes de fábrica. La fachada del inmueble también será objeto de la reforma proyectada. La cubierta ha de ser retocada, después de quince años de intervención acometida por el Ayuntamiento, debido a evitar las filtraciones en los muros. Es esta característica, la de las humedades, la que más ha preocupado a los técnicos, para ello ha de someterse el edificio a un completo saneamiento perimetral. En el estudio proyectado y que ha de explicitarse en el proyecto técnico se abordan, así mismo, actuaciones en los accesos de la pequeña plaza que actualmente dispone de una mini glorieta ajardinada con viales que presentan un acusado desnivel. El futuro museo de la Semana Santa vendrá a ser un revulsivo más del turismo en la ciudad, resalta el presidente de la Junta, José Antonio Rodríguez.
La ermita de La Soledad, propiedad del Obispado de Zamora, fue cedida para su uso por un plazo de cien años a las cofradías benaventanas del "Santo Entierro" y de la "Vera Cruz" con el fin de permitir albergar sus imágenes. Estas dos agrupaciones semanasanteras lo cedieron a su vez a la Junta pro Semana Santa desde que hace unos años se pretendiese el objetivo propuesto de que el inmueble se convirtiese en espacio museístico."La Soledad" acoge ahora las imágenes de paso de estas dos cofradías y las de Las Damas de la Luz y de La Soledad.

Actividades previstas hasta el 2009
La Junta Pro Semana Santa benaventana ha presentado un cronograma de actuación iniciado ya con la presentación del dosier tanto al Ayuntamiento como al Obispado de Zamora, propietario del inmueble, instituciones a formar parte de la Fundación, que abarca desde ahora hasta el inicio de las obras previstas después de la Semana de Pasión del próximo año.
Durante este periodo de tiempo se procederá a constituir la Fundación que gestionará el espacio museístico. En esta próxima semana se invita a participar a las entidades financieras y en la semana que viene se hará lo mismo con empresas de la ciudad y organismos públicos, así hasta finalizar el mes de mayo. Los meses de junio y de julio son los estimados para la creación de la Fundación y durante seis o siete meses, desde mayo a noviembre, se procede al escaneo de los archivos. A partir de septiembre y hasta marzo se realiza la restauración de algunas imágenes más necesitadas de intervención. En paralelo y entre los meses de julio y octubre se realiza el proyecto definitivo de la obra y realización museística. Durante los meses de febrero y marzo de 2009 se realiza una exposición con las obras restauradas y presentación pública de las obras.

"Las referencias más antiguas sobre la Ermita de la Soledad en Benavente, están en relación con la Cofradía de la Cruz, titular de la ermita. Con anterioridad la cofradía tuvo como sede otro edificio que fue derribado durante las primeras décadas del siglo XVI, para edificar en su solar el que sería Hospital de la Piedad. Como consecuencia de ello la cofradía se traslada a una nueva ermita, que se levanta a extramuros de la villa,  frente a la denominada puerta de Santa Cruz."

Así comienza Juan Carlos de la Mata Guerra su trabajo LA ERMITA DE LA SOLEDAD, LA COFRADÍA DE LA CRUZ Y LA CAPELLANÍA DEL MISMO NOMBRE, publicado en la revista de estudios benaventanos BRIGECIO el año 2003 y que incluimos en El Arca de las Tres Llaves.