HEMEROTECA

25 de enero de 2007


Más que un museo de Semana Santa
La ermita de la Soledad acogerá una exposición permanente de imágenes de la Pasión y además seguirá abierta al culto


 

 

Mónica Cordero Thomson
El Museo de Semana Santa de Benavente se convertirá en una exposición permanente de imágenes. No será considerado como un centro museístico como tal, ya que la condición del obispado al ceder la Ermita de la Soledad para ser visitada pasa por que en el inmueble se pueda celebrar culto.

Hasta el momento, el Ayuntamiento ha ayudado económicamente a la Junta Pro Semana Santa en este aspecto, con una partida de 12.000 euros. En un futuro, y según declaraciones que hizo ayer José Antonio Rodríguez, presidente de la Junta Pro Semana Santa, será el Consistorio el que gestione todos los aspectos que tendrán que ver con el museo y la que en un principio gestione también las subvenciones con la Junta.
La ermita tendrá unas reformas que no afectarán a su estructura original. Esta rehabilitación se dará en el interior del edificio. Se creará una estructura de madera en el segundo piso, con rampas para mejorar su accesibilidad. Esta segunda planta estará destinada a albergar las imágenes más pequeñas. En la primera planta y utilizando las hornacinas que posee el edificio, se instalarán las imágenes de las procesiones benaventanas propiamente dichas. Estas imágenes se expondrán sin las mesas de las procesiones, para que el visitante pueda contemplarlas mejor.
Se tiene previsto contratar a una o dos personas, ya que se quiere que el museo este abierto ocho horas al día. Este, en principio tendría un horario de 10 a 14 y de 17 a 20. Estaría abierto de martes a domingo. El lunes se cerraría, como viene siendo habitual en la mayoría de los museos de España.
Aún no se sabe como se promocionará el museo, aunque según aseguró Rodríguez, llegado el momento contará en todo momento con el Ayuntamiento y la Junta de Castilla y León, que serán los "grandes implicados".
El presidente de la Junta Pro Semana Santa entablará conversaciones con los distintos partidos políticos, que se presentarán a las próximas elecciones municipales. En estas entrevistas Rodríguez presentará y debatirá su proyecto. Este se llevará a cabo una vez este establecido el nuevo equipo de gobierno de la ciudad.
Tampoco se sabe si la entrada será gratuita o tendrá precio. En todo caso este sería simbólico y accesible para todo aquel que quiera ver la colección del museo. En este caso habrá precios especiales o gratuitos para diferentes colectivos como pueden ser los jubilados y los estudiantes.
Se pretende que las piezas expuestas no sean siempre las mismas, que sea un museo activo en el que se de la movilidad, es decir traer piezas de otros lugares, para que los visitantes del museo puedan ver cosas diferentes. Se quieren hacer exposiciones con distinta temática. Para ello se van a mantener conversaciones con distintas iglesias de los pueblos de la comarca, para poder hacer exposiciones itinerantes.
Rodríguez señala que el hecho de que Benavente vaya a tener un museo de Semana Santa es muy importante, ya que será un reclamo turístico valioso para la ciudad. También añadió que «ya era hora de que Benavente tuviera algo así, nos ha costado cuatro años, mucho esfuerzo, trabajo y tiempo». El presidente asegura que tanto él como el resto de personas integrantes de la Junta Pro Semana Santa están muy contentos e ilusionados con el proyecto.
La Ermita de la Soledad es una iglesia que se empezó a construir a principios del siglo XVI. En un primer momento estaba dedicada a la Vera Cruz. A lo largo del siglo XVII, en Benavente y comarca empezó a tener mucha devoción la Virgen de la Soledad, por lo que le cambiaron la advocación.
Desde que este edificio histórico de la ciudad de Benavente se construyo, ha sufrido muchos cambios. Se trata de un edificio de una sola nave.