HEMEROTECA

6 de noviembre de 2004


Quinientas piezas ya catalogadas conformarán los fondos del futuro Museo de Semana Santa



I. REGUILÓN

El futuro Museo de Semana Santa está ya más cerca, después de meses de gestiones desde la Junta Pro Semana Santa, que espera que en breve se cuente con la concesión del Obispado de Zamora de la ermita de la Soledad para acondicionar este marco de manera que pueda alojar las 500 piezas que se han catalogado ya y que en breve se tasarán y recopilarán los datos de su origen, antes de publicar todo el catálogo y de proceder a la restauración para poder ser expuestas al público.
 
La Junta Pro Semana Santa no ha dejado dormir el proyecto del Museo de Semana Santa, sino que avanza en varios frentes. Para empezar, tal como informaba su presidente, José Antonio Rodríguez, en estos días se ha completado la catalogación de todas las piezas de las que disponen las cofradías y que suman la cifra de 500, lo que da muestra de la riqueza de la imaginería benaventana.
A los 16 conjuntos escultóricos o pasos que procesionan cada año hay que sumar túnicas, joyas de las imágenes, coronas y otros objetos de orfebrería y otros materiales que muchas veces son los más vistosos.
La catalogación, encargada a una especialista en museística, continúa con una segunda fase, que comienza de inmediato, que es la investigación del origen de cada una de las piezas, propiedad y autor de la misma, cuando se pueda saber. A este proceso le seguirá la publicación de un catálogo que no todos los museos tienen y que servirá además para defender las piezas de robo o desaparición.
A la vez, la Junta Pro Semana Santa ha estado avanzando en el proyecto de adecuación de la ermita de la Soledad para convertirla en museo. Ha quedado claro que se adaptará el edificio dándole dos alturas, un entarimado de madera para aprovechar la destacable altura del edificio permitirá exponer piezas en la planta superior, además de ver los pasos desde arriba.
En la planta superior, la Junta Pro Semana Santa planea la exposición de las piezas pequeñas. «De otra manera, todo en una planta, el museo quedaría recargado y así se pueden contemplar mejor las piezas pequeñas, que muchas veces son las que más llaman la atención», explica José Antonio Rodríguez.
Dada la cantidad de piezas a exponer y para que el museo no caiga en la monotonía, la Junta Pro Semana Santa proyecta no exponer todo a la vez, sino ir rotando piezas cada cierto tiempo para que pueda visitarse en varias ocasiones.
Finalmente, se estudia la restauración de piezas que precisan intervención y se prevé que a este apartado se tenga que destinar una inversión aproximada de 30.000 a 40.000 euros.

La Junta de Cofradías modifica sus estatutos para hacerlos canónigos

El pasado mes de marzo la Junta Pro Semana Santa solicitó del Obispado de Zamora, junto con el Ayuntamiento de Benavente, la cesión de la ermita de la Soledad para ser utilizada como museo de Semana Santa.
Tiempo después, el Obispado contestó con una negativa a la petición, dado que había algunas incorrecciones que había que corregir.
La principal de las irregularidades para conseguirlo es que la Junta Pro Semana Santa tiene unos estatutos que no tienen carácter canónigo, lo que ha hecho necesaria una modificación para darles este rango.
Hace dos semanas se han remitido de nuevo al Obispado de Zamora los estatutos ya modificados y de nuevo se ha remitido igual petición, la cesión de la ermita de la Soledad.
Ahora, la Junta Pro Semana Santa espera que la concesión sea sencilla, una vez superados todos los requisitos y para entonces se habrá avanzado en otros trámites, como el de catalogación de las piezas, un informe que está previsto que se finalice en este mismo año. Los responsables de las cofradías de Benavente esperan que en el momento que el Obispado conceda el uso de la ermita se puedan iniciar las obras de habilitación del edificio y la restauración de las piezas para poner en marcha cuanto antes la exposición permanente para la que el Ayuntamiento presupuestará subvención.


"Las referencias más antiguas sobre la Ermita de la Soledad en Benavente, están en relación con la Cofradía de la Cruz, titular de la ermita. Con anterioridad la cofradía tuvo como sede otro edificio que fue derribado durante las primeras décadas del siglo XVI, para edificar en su solar el que sería Hospital de la Piedad. Como consecuencia de ello la cofradía se traslada a una nueva ermita, que se levanta a extramuros de la villa,  frente a la denominada puerta de Santa Cruz."

Así comienza Juan Carlos de la Mata Guerra su trabajo LA ERMITA DE LA SOLEDAD, LA COFRADÍA DE LA CRUZ Y LA CAPELLANÍA DEL MISMO NOMBRE, publicado en la revista de estudios benaventanos BRIGECIO el año 2003 y que incluimos en El Arca de las Tres Llaves.