HEMEROTECA

16 de abril de 2003


La luz se hace tinieblas
Centenares de benaventanos participan en la procesión más joven de la Semana de Pasión


I. R.
Poco después de las nueve y media de la noche salía ayer de la ermita de la Soledad la Procesión de las Tinieblas, la más reciente en recuperación de una tradición muy arraigada en Benavente.
Esto ocurría después de la celebración del Segundo día de triduo en la Parroquia de la Virgen del Carmen en honor al Cristo de la Salud, al que seguía la Procesión de las Tinieblas, también conocida como la de la Subida de los Pasos a las Parroquias.

Desfilaron ayer las imágenes de la Verónica, el Cristo Yacente, Virgen de la Soledad, Virgen de las Angustias, Jesús con la Cruz a Cuestas, acompañados por todas las cofradías benaventanas.
La procesión se bifurcaba en la Cuesta de la Encomienda, la mitad para la iglesia de San Juan y el resto hasta Santa María.

Esta procesión arranca de 1943, año en que se crea la Cofradía del Silencio y procesionan con su titular, el Cristo de la Salud, en la que se denominó Procesión del Silencio y que hacía su recorrido el Miércoles Santo. La procesión y los cultos religiosos que tradicionalmente se realizaban ese día se trasladan al Martes Santo. A las 8 de la tarde, segundo día de triduo al Santísimo Cristo de la Salud y a la terminación, Procesión de las Angustias que saldrá desde la Ermita de la Soledad hacia la Plaza de España, donde se efectuará la ceremonia de reverencia dirigiéndose las imágenes a Santa María y San Nicolás rezándose en ésta última la Corona Franciscana y se dará la absolución general.
Después de muchos años de realizar la Subida de Pasos desde la Ermita de La Soledad a las distintas Parroquias, en el Programa del año 1996 se recupera la denominación de Procesión para este acto. Procesión desde la Ermita de La Soledad. Recorrido: Desde la Ermita de la Soledad, General Mola, La Encomienda, Plaza Mayor; se despiden los pasos del Nazareno y La Soledad; continua por General Aranda, Núñez Granés, José Antonio, finalizando en la Iglesia de Santa María La Mayor. Es en el año 1997 cuando aparece la denominación de Procesión de las Tinieblas y se menciona que las cofradías asistirán con vara. En el año 1998 las cofradías deben de asistir con túnica, capuchón, guantes y vara. Pero es en 1999, con la incorporación de las Damas de la Luz y la Soledad acompañando a la Virgen de la Soledad y a la Virgen de las Angustias, cuando esta procesión alcanza el realce que nunca debió perder.

Esta tarde Benavente se volcará con una de las procesiones más significativas en la ciudad, la Procesión del Silencio, que tiene su punto inicial y uno de los más significativos en la Iglesia del Carmen de Renueva, con la celebración del Tercer Día de triduo al Santísimo Cristo de la Salud y la toma de juramento de silencio a los hermanos y damas de la Cofradía.
A continuación, procesionarán Nuestro Señor Flagelado y Santísimo Cristo de la Salud.
Se trata de una de las procesiones de mayor recogimiento y con un itinerario distinto al resto, en calles de los barrios más antiguos.