HEMEROTECA

1 de abril de 2002


Manto de júbilo
Centenares de benaventanos se dan cita en la Plaza Mayor para seguir de cerca el Encuentro


I. R.
Una mañana de sol radiante contribuyó a disfrutar ayer de una jornada festiva muy especial para celebrar la Resurrección, como final del proceso de la Pasión de Cristo.
Ayer, centenares de benaventanos se dieron cita en las calles principales del casco urbano para seguir de cerca la procesión del Encuentro Jubiloso entre la Virgen de las Angustias y Cristo Resucitado, con su momento álgido en la Plaza Mayor.

Allí, una multitud se dio cita para presenciar la escena de la caída del manto de la Virgen en un emocionante instante.
La imagen de las Angustias entraba por la calle General Aranda mientras Cristo Resucitado es acompañado por la calle de la Encomienda. La Banda de Cornetas y Tambores pone el ritmo a ambas procesiones hasta llegar al momento en que una frente a otra se producen las tres venias de la Virgen en absoluto silencio, sólo roto por el coreo de la gente «una, dos, tres».
A la tercera venia, cae el manto de luto y luce la imagen manto blanco de dorados adornos florales. El lanzamiento de cohetes y la interpretación del himno nacional por parte de la banda municipal completan el acto que el público recibe con aplausos desde todos los puntos de la plaza.
A continuacón, el desfile procesional continúa por la calle de la Encomienda y General Mola hacia la plaza de San Francisco, donde se despide el desfile procesional formado por las bandas municipales y los integrantes de las cuatro cofradías de Semana Santa.
Todos los actos de la jornada han estado de lo más concurrido, de manera que para la celebración de la Misa de Gloria en la iglesia de Santa María la Mayor fue difícil acceder al templo y en su interior estaba todo prácticamente lleno.
Aunque cada año estos actos congregan a numerosos benaventanos, el sentir general es que cada año son más personas las que participan en los actos, que han ido adquiriendo más relevancia por la mayor participación de cofradías, bandas, y demás componentes.
En otros puntos de la comarca benaventana se rememoraba ayer el momento de la resurrección con procesiones de arraigada costumbre.