HEMEROTECA

29 de marzo de 2002


Devoción a flor de piel
Los Nazarenos descalzos rememoraron el sufrimiento de Jesús camino del Calvario


I. R.
La Semana Santa benaventana llega hoy a su punto álgido con la celebración de dos de las procesiones más hermosas que componen la representación de la Pasión, y después de un Jueves Santo donde de nuevo los Nazarenos pusieron la nota de color en la rememoración del sufrimiento arrastrando su dolor y oración por unas calles donde los vecinos siguieron con atención y respeto el recorrido de la procesión. Ayer se recuperaba la Adoración a la Cruz, importante novedad en unas fiestas que recuperan sus raíces.

La rememoración del sufrimiento de Jesús camino del Calvario, cargado con la cruz a cuestas, centró ayer los actos de la Semana Santa benaventana en una noche donde las bajas temperaturas añadieron un frío sentido a la celebración.
La iglesia de San Juan del Mercado era ayer el punto de partida de la Procesión de la Santa Vera Cruz, donde se han guardado estos días los pasos de la Soledad y Jesús Nazareno.
Allí, anoche retomaban los cofrades y feligreses una parte de la Semana Santa que se había dejado atrás. Las cofradías de la Santa Vera Cruz, Santo Entierro y Damas de la Luz y La Soledad realizaban el acto de Adoración a la Cruz antes de comenzar el desfile procesional.
Una vez concluido este acto, se iniciaba la procesión, encabezada por la Cruz Parroquial, y en la que la principal significación la tienen los nazarenos que en penitencia y por promesa recorren descalzos y en silencio el camino cargados con la cruz.
Participan en esta procesión del Jueves Santo algunos de los pasos más significativos de la imaginería local, como son el Paso de la Cruz, Paso de la Oración en el Huerto, Jesús Nazareno, Paso de la Crucifixióny Virgen de la Soledad.
Las cuatro cofradías, Santa Vera Cruz, Santo Entierro, del Silencio y Jesús Nazareno participan en la procesión donde también están presentes las Damas de la Luz y la Soledad, que en los últimos años han venido a añadir un significativo color a las procesiones locales.
A lo largo de toda la procesión sonó la música interpretada por la Banda del Cristo de los Afligidos, de Astorga, la Banda Municipal Maestro Lupi y la de Cornetas y Tambores, estas dos últimas de Benavente. Todas las bandas interpretaron a lo largo del recorrido piezas clásicas del repertorio de la Pasión. El desfile se completaba por el centro urbano en la plaza de San Francisco. En numerosos pueblos de la comarca tenía lugar ayer la celebración de las procesiones, en algunos de los municipios, las más representativas.

La Magna Procesión del Santo Entierro recuerda el dolor de la muerte

La Procesión del Encuentro del Viernes Santo es la más madrugadora de toda la Semana Santa local. A las ocho menos cuarto de la mañana tiene lugar la salida desde la Iglesia de Santa María, donde tiene lugar el Sermón del Encuentro. Por la calle Obispo Regueras parte la Dolorosa y por la calle José Antonio Jesús Nazareno hasta encontrarse en la Plaza Mayor, donde tienen lugar las venias y encuentro, después de haber rezado el Vía Crucis. Es significativa también en esta procesión el rezo de la Salve a la Virgen.
Por la noche, a las nueve, tendrá lugar la Magna Procesión del Santo Entierro, en la que participan todos los pasos de la Semana Santa local y donde la ciudad se vuelca desde los inicios, en la iglesia de Santa María la Mayor, continuando por las cales Calvo Sotelo y José Antonio, Núñez Granés, General Aranda, hasta la Plaza Mayor, para volver por Obispo Regueras hasta la iglesia de Santa María, donde desemboca finalmente.