HEMEROTECA

28 de marzo de 2002


La ciudad jura silencio
El Cristo de la Salud, talla del siglo XVI, desfiló con las nuevas andas de Avelino Martínez


I. R.
El tercer día de triduo al Cristo de la Salud inició ayer en la iglesia de Renueva los actos del Miércoles Santo, centrados en esta imagen y en la Cofradía del Silencio. Los cofrades y damas renovaron ayer su voto de silencio en un juramento que iniciaba la Procesión con la solemnidad que precisa y que cada año hace más valiosa esta aportación a la Semana Santa local. Numeroso público siguió el desfile procesional que contó con la participación de las bandas de Medina del Campo y Benavente. 

Benavente vivió ayer la jornada del Miércoles Santo con la celebración de los actos litúrgicos dedicados a la imagen más antigua que la ciudad conserva de su Semana Santa, el Cristo de la Salud, del siglo XVI, y la Procesión del Silencio, que fue seguida por numerosos vecinos.
La Banda de Nuestro Padre Jesús Atado a la Columna, de Medina del Campo, y la Banda Municipal de Cornetas y Tambores de Benavente rompieron ayer el silencio de los hermanos cofrades a lo largo de una de las procesiones más significativas de la Semana Santa benaventana, en la que procesiona una de las imágenes más devotas, el Cristo de la Salud, que ayer procesionó con nuevas andas, debidas a las manos del artista benaventano Avelino Martínez, y que portaron doce cargadores.
En la parroquia de Nuestra Señora del Carmen de Renueva tenía lugar el acto del Juramento de Silencio a los hermanos y damas de la Cofradía del mismo nombre, titular de la procesión del miércoles, y a continuación tomaba salida la procesión desde este templo.
Por la calle Ancha, hasta la plaza de Telesforo Benito, desfilaban la Cruz Parroquial, el Símbolo de la Pasión y a continuación el Paso de Nuestro Señor Flagelado, obra del benaventano José Luis Coomonte, además del Cristo de la Salud, flanqueado por las cofradías titular y Santo Entierro.
La temperatura no fue demasiado benigna con la noche mientras el desfile continuaba por las calles Portugal, García Muñoz, Santa María y José Antonio, para desembocar en la calle Zamora y retornar hacia la iglesia de la que había partido el desfile procesional.
A pesar del aire frío que acompañó durante todo el recorrido, era numeroso el público que se agolpaba en las aceras para contemplar el paso de las cuatro cofradías y las bandas de cornetas y tambores que dieron color en la noche, en la que el respeto es la nota más significativa al paso de la procesión, para apoyar el recogimiento con que se desarrolla la representación de la Pasión y Muerte de Jesús. El desfile procesional se prolongó por espacio de más de una hora.

La Santa Vera Cruz renueva sus votos con el desfile de los Nazarenos

A las nueve de la noche está prevista la salida de la Procesión de la Santa Vera Cruz, desde la iglesia de San Juan del Mercado.
Las cofradías de la Santa Vera Cruz, Santo Entierro y Damas de la Luz y La Soledad realizarán el acto de Adoración a la Cruz antes de comenzar el desfile procesional, que abre la Cruz Parroquial, seguida de Los nazarenos, Paso de la Cruz, Paso de la Oración en el Huerto, Cofradía del Silencio, Cofradía de Jesús Nazareno, Imagen de Jesús Nazareno, Cofradía de la Santa Vera Cruz, Paso de la Crucifixión, Cofradía del Santo Entierro y representación de la misma.
A continuación, seguirá la imagen de la Virgen de la Soledad escoltada por la Guardia Civil y una representación de la cofradía de la Santa Vera Cruz; cerrarán el desfile procesional la presidencia del Clero y Autoridades. Banda del Cristo de los Afligidos, de Astorga, , la Banda Municipal Maestro Lupi y la de Cornetas y Tambores acompañarán el desfile.